Cantemir, un gran literato rumano

Fue un personaje que tal vez pasó desapercibido para muchas personas en la región, sin embargo, el rumano fue un consagrado literario, realizando increíbles obras, que hoy en día han sido reinterpretadas mediante ilustraciones, para exponer las más diversas expresiones de uno de los 7 artes.

No sólo un hombre cuya vida eran las letras este magnífico personaje de la historia humana, nació siendo un príncipe, en Moldavia específicamente, pero además de ello, un polifacético individuo, ya que fue un gran filósofo, un maravilloso historiador, que creó grandes obras con su capacidad literaria, incursionó en el área de la música, como compositor, y aplicaba su conocimiento también en la lingüística, en la etnografía y, por último, también se destacó como Geógrafo.

Con una estupenda educación en la casa Dimitir, nació en él un gusto muy particular por la literatura y la escritura, pues manejaba idóneamente los idiomas del latín y el griego, que para esos momentos eran sumamente dominantes e importantes en el mundo.

Dada la situación que afrontaba su familia, fue obligado a exiliarse para poder vivir, por lo que se estableció en Estambul, lugar en el que aprendió una nueva lengua, la turca, en la que se nutrió de los conocimientos e historia del pueblo otomano, y también se realizó como compositor musical.

Algo parecido viven algunos empleados de cerrajeros Malaga, provenientes de Venezuela, dada la situación que se vive hoy en día en esa nación, para dar un ejemplo análogo de la historia.

Luego del fallecimiento de su padre, Cantemir lo sucedió como Príncipe en Moldavia, sin embargo, debido a los conflictos de rivalidad existentes entre su familia y Constantin Duca, quien fue considerado rey otomano para ese momento, su título era meramente de nombre, y durante este reinado, trabajó como diplomático para este monarca. Sin embargo, sus relaciones con Rusia hicieron que éste se aliara con ellos para derrocar la dinastía de Constantin Duca, la cual se llevó a cabo exitosamente y el imperio otomano pasó a manos del ruso con el sello del pacto firmado en Lutsk.

Murió descansando en una de sus haciendas, luego de ser nombrado por muchas figuras importantes, Knyaz del imperio romano, el rey Carlos VI le dio el honor de nombrarlo Reichsfürst. Y sus hijos también hicieron una importante historia, pero esta se originó en Rusia.

Fue miembro de la academia real, gracias a su obra, “Historia del auge y caída del Imperio Otomano”. Que hasta el día de hoy es una de las más leídas en relación a dicho imperio, libro que te puedes llevar como obsequio en las ofertas que tiene para ti Fontaneros Madrid y Electricistas Madrid.