Friedrich Nietzsche, los dos libros que se deben leer para entenderle completamente.

Nietzsche fue un filólogo, poeta y filósofo de Alemania que estudió en dos universidades, Leipzig y Bonn y que creó una serie de libros que intrigan a cualquier lector, por muy culto o abierto que sea; las ideas de Friedrich son tan misteriosas como la vida misma, y las sombras son una parte íntegra de su obra, así como lo fueron de su vida, durante la cual tuvo problemas de migrañas agudas, inconvenientes en cuanto a la vista, dolencias que combinadas hicieron que debiera dejar de enseñar filología. Hasta el año 1888 escribió libros, entre ellos uno de los que planteamos hoy como de obligatoria lectura, por cuanto el año siguiente, en 1889, comenzó a sufrir de un trastorno psicológico del cual nunca pudo recuperarse y que padeció hasta el año 1900 cuando falleció una de las más grandes mentes de la filosofía. Su valor máximo era buscar que el hombre pudiese vivir de manera libre e independiente de todos aquellos valores que no sean emanados de sus propias convicciones, sino que al contrario han sido implantados en su mente por la sociedad.

Entre la gran cantidad de obras que dejó Nietzsche a la humanidad se pueden destacar dos libros que deben ser de obligatoria lectura para todo aquel que desee entender la serie de valores y premisas que el alemán tenía como base de su pensamiento.

  • Así habló Zaratustra: este es un libro para nadie y a la vez para todos, en el cual el alemán nos presenta las dos bases más firmes sobre las cuales se asienta su pensamiento que son el superhombre y el eterno retorno. En la redacción de esta obra el filósofo busca subvertir todos los valores que considera decadentes en la sociedad. Asimismo establece que el hombre debe dejar de despreciar la vida y la mortalidad, por cuanto consideraba que la búsqueda de los valores cristianos de la vida eterna eran un desprecio a la vida misma.
  • El Anticristo: esta obra de Nietzsche es una amplia y profunda crítica hacia los valores que profesa la religión cristiano, puesto que establece que todas las enseñanzas que Jesucristo dio a la humanidad se distorsionaron a lo largo del tiempo, hasta que la iglesia católica destruyó la serie de enseñanzas que Cristo dio; y de hecho, el alemán llega a decir que el cristianismo es una gran deformación de todos los valores saludablemente instintivos.