LA PIRATERÍA EN LA ERA DE LOS LIBROS ELECTRONICOS

Por desgracia cuando hablamos de libros electrónicos, también tenemos que hablar de la piratería dentro de este ámbito y es que, debido al fácil acceso que se tiene a los libros digitales es fácil distribuirlos por lo que se propicia una mayor afluencia de los libros compartidos a través de blogs, grupos e incluso de manera personal a través del correo electrónico o mediante el uso de las redes sociales.

Para empezar debemos recalcar que uno de los grandes problemas que propician la piratería es el difícil acceso a los productos objeto de ser distribuidos ilegalmente, los altos costos y la disponibilidad a veces inexistente en varios lugares o países son factores que incrementan este problema. Y es que la piratería vista desde el punto de vista del lector es un mal necesario, es una forma fácil y barata de conseguir los títulos que se quieren leer sin mayor problema y de forma sencilla, además vivimos en una época donde conseguir material electrónico a través de la red es fácil para cualquiera, ¿podrías juzgar a un lector porque quiere leer un libro que no puede conseguir de otra forma?

Sin embargo los autores se ven afectadas por este problema, sus ganancias se ven afectadas ya que no perciben las ganancias que deberían ya que se ven menguadas por las descargas electrónicas que no se pagan, las editoriales están envueltas en una caza interminable de sitios de descargas ilegales y las combaten como pueden.

Te preguntarás porque los libros electrónicos descargados ilegalmente son tan populares, una de las grandes ventajas es que existen foros que ofrecen libros electrónicos traducidos antes de que ninguna editorial consiga la traducción oficial, además esta piratería se diferencia de las demás ya que son producciones de fans para fans, ¿de verdad considerarías ilegal el arduo trabajo de los foros que no reciben remuneración alguna por el trabajo de sus mismos miembros?

Además está comprobado que la piratería ayuda a subir las ventas, ¿cómo es posible eso? Bueno, un lector consigue un libro traducido por un foro, por ejemplo, y cómo es muy bueno decide recomendarlo y además comprarlo cuando esté disponible. ¡Lo que comprueba la idea de que la piratería en los libros es un mal necesario y sobre todo el acto ilegal más culto que podemos cometer!