“El tiempo detenido”: Lola Hierro nos regala las memorias de sus viajes por África

La periodista y fotógrafa Lola Hierro acaba de publicar el libro “El tiempo detenido” con la editorial Kalias donde congrega todas las experiencias que vivió en sus viajes a través del continente africano. El punto central de este libro es la descripción de las tradiciones, culturas y costumbres de los pueblos del África desde un punto de vista más humano y personal. En él, la autora destaca la diversidad que ostenta el continente en cuanto a pensamientos, cultura, estilos de vida y aspectos ambientales.

La idea del libro le surgió a Lola en 2014 mientras estaba en medio de un aguacero en la ciudad de Etiopía, donde se preguntó ¿Qué demonios hago aquí? A pesar de que le encanta el continente africano la cuestión epistemológica le sobrevino de súbito y tuvo que drenarlo en palabras, que organizó y confeccionó en el libro en mención. A partir de ese cuestionamiento Lola Hierro no paró de viajar por África, yendo de Kenia a Uganda, de Tanzania a Malí, de Níger a Botsuana, pasó por Namibia, también por Zimbabue y así consecutivamente hasta recorrer todos y cada uno de los países africanos.

“30 millones de metros cuadrados tiene África y, a diferencia de lo que se nos dice por televisión o por internet, no es sólo guerras, hambre y paisajes exóticos. África tiene algo más que podemos definir en dos palabras: sabiduría y simpleza. Todo eso en un marco de diversidad impresionante donde puedes toparte con experiencias tan dispares como enriquecedoras. La cultura de un país y otro de África es muy disímil, por ende, puedes recopilar distintas cosmogonías y reflexiones sobre la vida.” Dice en más o menos palabras la periodista Lola Hierro en su relato. Además, agrega que lo que le fascina de África es su pueblo, sus ancianos que con tanta sapiencia te aconsejan sin recelo tal y como si fueran tus abuelos.

Las características principales de su libro son la plétora de color, sabor y olor en cada uno de sus aconteceres vividos en África. Por supuesto, la autora no niega que en el continente aún persiste una ingente cantidad de niños famélicos y ambientes propicios para las guerras, pero también resalta que son ellos mismos (el pueblo africano) los que ven el lado positivo de la situación haciendo un poco de humor negro.

Desde el 2013 Lola Hierro es periodista de El País y es en ese espacio donde se explaya regularmente acerca de la injusta visión que los europeos tienen del continente africano. Visión que juzga a la población africana como víctimas de no sé qué y cómo pobrecitos por no sé qué. En Cerrajeros comulgan con esta idea de la reportera, que no hace más que humanizar al pueblo africano.

El título del libro no es más que una alusión al papel de espectadora que la reportera experimenta cuando está en África y deliberadamente no habla con nadie sólo para apreciar la vida africana tal como si de una película tratase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *